sintgamas, artículos
 
Usuario:   Clave:    
   
Escribí lo que quieras:  
 
  Gastronomía| Moda| Mascotas| Industria| Om| Mi lugar| Economía| Política| Humor| Ecología| Turismo| Educación| Inmobiliarias| Sociedad| El mundo| Ocio| Música| Ciencia| Tecnología| Internet| Posicionamiento| Diseño| Deporte| Salud| Letras| Cine| Juegos| Miscelaneas| Cultura| Escultura| Pintura| Clasificados| Televisión| Alternativas| Recetas| Telefonía|  
   
 
 
27 Cuando se quiere dar amor, hay un riesgo: el de recibirlo. Moliere   por   Alguna
 
 
marisita 4/9/2009 | 08:06  
 
San Expedito
Nunca está de más un santo.
Tags:
  literatura   leyenda   santeria          
 

Hoy se celebra el día de San Expedito.

Sobre la vida de este milagrosísimo santo, circulan distintas y variadas versiones que me gustaría compartir con los interesados en la hagiografía.

Algunas, las más verosímiles sin lugar a dudas, dicen que se trataba de un militar romano que, hallándose en pleno proceso de conversión al cristianismo, recibió la visita del Maligno en la figura de un cuervo, gritándole (en latín, como hace cualquier cuervo romano que se precie): "¡Cras, cras, cras!", es decir. "¡Procrastina, deja tu conversión para mañana!".

El futuro Santo pisoteó al cuervo y lo mató, diciendo: "¡Hodie, hodie, hodie!", enfatizando la hache muda, para que quedara claro que no se trataba de una invitación al odio, sino que la conversión tendría lugar en ese mismo momento.

Por eso es el protector de las causas urgentes e improcrastinables.

Otras versiones más escépticas sostienen que San Expedito nunca existió, y que su mito comenzó a extenderse cuando, en 1781, llegó una caja con reliquias no identificadas a un convento de monjas en París.

El remitente de la caja había escrito sobre la caja «spedito» (‘[correo] expreso’). Las monjas dedujeron a partir de los datos observables que las reliquias pertenecían San Spedito y comenzaron a rezarle.

Sus ruegos (que no constan en la historiografía, vaya Dios a saber qué habrán pedido) fueron rápidamente escuchados, con lo que la devoción al Santo se difundió con rapidez.

También se dice que esta devoción llegó a la Argentina y se consolidó inicialmente en la provincia de san Juan, cuando el Santo ayudó al marido de Doña Petronila Mercado de Lucero a superar su adicción al alcohol.

Gran Santo, el Expedito, aunque la Iglesia Católica no esté segura de que haya existido alguna vez, o tal vez, justamente por eso. Creo que junto con Santa Librada y San Ramón Nonato, se merece, a falta de un himno alusivo, nuestra más ferviente oración.

Saludos y amén.

Marisa

 
Agregar esta página a Mister Wong Compartir
Gripe
San Expedito
  Comentarios: 1      
1- Alguna 4/8/2009 08:15
Felicitaciones, buen post.
 
 
Enviá tu comentario
Para dejar tu comentario debes ser miembro de Sintagmas.
 
 
 
 
 
 
ULTIMAS PUBLICADAS en Letras |
  Morrendo estava a velha
DaniloAlberoVergara
 
  Traidores
DaniloAlberoVergara
 
  Diccionarios
DaniloAlberoVergara
 
  Joutes de jactance
DaniloAlberoVergara
 
  (Manu)Scripta manent
DaniloAlberoVergara
 
  Infames y famosos
DaniloAlberoVergara
 
  Fásmidos y pareidolias
DaniloAlberoVergara
 
  Ficciones, arqueólogos y mustélidos
DaniloAlberoVergara
 
  Recuerdos y un satori
DaniloAlberoVergara
 
  Firaza
DaniloAlberoVergara
 
  Turner
DaniloAlberoVergara
 
  Esquilo, quicios y desquicios
DaniloAlberoVergara
 
  Consejos de escritores 5
DaniloAlberoVergara
 
  Eikones
DaniloAlberoVergara
 
  Sesgo de supervivencia
DaniloAlberoVergara
 
  Pac Man y Tetris
DaniloAlberoVergara
 
  Destrucción
DaniloAlberoVergara
 
  Acuaterrario
DaniloAlberoVergara
 
  My Favorite Things
DaniloAlberoVergara
 
  Capítulo X de Salambó
DaniloAlberoVergara
 
  Perímetro
DaniloAlberoVergara
 
  Trivialidades
DaniloAlberoVergara
 
  Babylon Berlín
DaniloAlberoVergara
 
  Hic sunt leones
DaniloAlberoVergara
 
  P’atrás p’adelante
DaniloAlberoVergara
 
  Cachipún o parinoni
DaniloAlberoVergara
 
  Efecto Droste y aljamía
DaniloAlberoVergara
 
  Hipocondría y humor negro
DaniloAlberoVergara
 
  De piratas y falsificadores
DaniloAlberoVergara
 
  ¡O muerte inmarcesible!
DaniloAlberoVergara
 
 
 
 
TAGS
literatura leyenda santeria
 
 
  Contacto| Términos y condiciones| Anunciar en Sintagmas| Acerca de Sintagmas| Administrar|      
Copyright 2009 y actual de Sintagmas | Todos los derechos reservados